Las ‘Ooho’, esferas comestibles llenas de agua potable, son biodegradables y no necesitan empaques.