En agosto del 2018, una recomendación de Harold Jiménez, director y realizador de la agencia antioqueña 36 Grados, le daría pie al cantante Silvestre Dangond, recién ganador del Grammy Latino, para que grabara nuevamente El Santo Cachón. La idea surgió en la ciudad de Medellín, al terminar las grabaciones para la campaña publicitaria de la Fábrica de Licores de Antioquia, de la que Silvestre es imagen actualmente en Colombia.

Harold le comentó a Dangond que “porque no hacía una nueva versión de El santo cachón”, pero el artista nacido en Urumita, La Guajira, inmediatamente se negó y dijo: “tú estás loco. Esa canción es un éxito mundial. ¿Para qué la voy a grabar?”.  La idea quedó ahí. Un mes después, ‘Fercho’ Meza, mánager de Robinson Damián, le escribió al número personal de Silvestre preguntándole si podía hacer una versión de El santo cachón, con su artista. Dangond le pidió a Bloom que contactara a Meza y lo escuchara; Carlos Bloom conoció que el deseo de Robinsón Damián era grabar un disco completo, con varias artistas, incluyendo a Silvestre. Una vez Silvestre se enteró, recordó que con esta canción había tenido un episodio en Londres, cuando en marzo de 2017 alternó con Nicky Jam y antes de subir al escenario el discjokey había sonado El Santo Cachón y el público explotó de emoción.

 

La recomendación de Harold Jiménez, el mensaje de Fercho Meza y lo percibido en Londres hicieron eco en la mente de Silvestre:“Carlos, vamos a grabar esa canción con Robinson, diles que sí, pero con una condición: que yo hago la producción, el vídeo y la promoción. Es decir, será un producto de Silvestre Dangond”.

Así fue como Dangond comenzó a analizar los detalles musicales. Primero buscó a quién le daría la responsabilidad de interpretar el acordeón. Pensó en Lucas Dangond y Rolando Ochoa; al final apostó por Alvin Anaya, conocido como ‘El Mafia’, acordeonero de Los Gigantes del Vallenato y nacido en Montelibano, Córdoba.  Ahora, ¿quién sería el productor? Silvestre flotó la lámpara y el nombre de Iván Calderón, dueño de Los Gigantes del Vallenato, bajista, guitarrista y arreglista, llegó a su mente.

De esta manera se armó el rompecabezas para regrabar El santo cachón, versión 2018, exclusivamente para alegrar el fin de año y los carnavales en Colombia. La canción se hizo en Calderón Records, los estudios de Iván Calderón en Medellín.

Esta es la historia de cómo Silvestre tejió la idea de retomar El Santo Cachón, una obra que le dice al mundo que nuestro folclor es rico, alegre y sonoro.

 

Información Sony music Colombia

Ver esta publicación en Instagram

Qué tal? Cómo va el domingo de ustedes? #ElSantoCachón 😈

Una publicación compartida de Silvestre Dangond (@silvestredangond) el

Ver esta publicación en Instagram

Bacano... Esperénnos! Que cacheeeeeeeera😈 @ivancalderonz

Una publicación compartida de Silvestre Dangond (@silvestredangond) el